lunes, 28 de febrero de 2011

Alberto

Sus manos son dos estrellas de mar cuyos movimientos casi imperceptibles disuelven la oscuridad del fondo de los océanos, dos arañas que aprenden a tejer la realidad de su nuevo mundo.
Dormido bajo su toquilla blanca, se adivina el volcán irrenunciable que traerá la desaparición del paisaje nevado.

3 comentarios:

Gabomontes dijo...

Muy bonito, ¿es el nombre que le van a poner a su nuevo hijo? En el instituto se le echa en falta, supongo que ya lo sabrá, pero hemos pospuesto el proyecto del lipdub, y de aquí a que lo retomemos cada uno va a volver a su PIMEC. Un saludo.

Nacho Gallardo dijo...

Gracias, Gabriel. Sí, así se llama el niño.
Os envié un mensaje para animaros y retomar el lip dub. Creo que podemos hacerlo muy bien, así que hay que animarse.Nos vemos el martes.

Elisabet dijo...

Vaya padrazo estas hecho. No tengo palabras, es precioso