sábado, 28 de junio de 2014

Blog Hop Project (y tres blogueros sevillanos)

Una de las preocupaciones de cualquier profesor que estime necesario emprender un cambio metodológico en el aula es obtener indicios externos de que lo que está pretendiendo tiene, si no el éxito asegurado, sí al menos visos de obtenerlo. La relación con el alumnado y sus familias no siempre da las respuestas que uno busca (sigue habiendo mucho partidario de la enseñanza tradicional, cuando importa más la calificación que el aprendizaje); por eso son muy de agradecer otro tipo de reconocimientos, no tanto por alimentar el ego como porque sirven para mejorar la práctica educativa. De entre todos ellos, mucho más que los premios y otras consideraciones, prefiero el apoyo de ciertos profesionales-amigos en los que confío.

No de otro modo entiendo la invitación de Joaquín Mesa a participar en el meme Blog Hop Project. Llevo muchos años siguiendo a Joaquín (aunque sólo hace unos meses hemos coincidido por primera vez) y me parece un profesional serio y responsable y una persona accesible y atenta. Así que cuando he recibido su invitación a continuar la cadena no he querido negarme, mucho menos habiendo sido él  invitado a esta caballeresca orden de la bloguería por el mismísimo Quijote Toni Solano.

Así que paso a contestar las cuatro preguntas propuestas y a invitar por mi parte a otros tres blogueros a los que sigo.

¿Sobre qué estoy escribiendo actualmente?

Actualmente escribo muy poco en este blog. La razón principal es que nunca he sido un bloguero muy prolífico, por falta de tiempo, y este curso se ha unido además a publicaciones en otras páginas: el blog Chlengua, que hemos conseguido situar en un lugar central de la práctica cotidiana del aula de lengua y literatura de nuestro centro;  el blog colaborativo Tácticas, centrado en el desarrollo de las competencias básicas, al que amablemente fui invitado por su equipo de redacción y por su impulsor, José Luis Redondo; distintas colaboraciones (Tres Tizas, Educa con TIC); el blog del IES Chaves Nogales; el del I Encuentro de Docentes de Lenguas en Educación Secundaria, etc.

Cuando escribo lo hago fundamentalmente sobre la práctica en el aula. Explico los proyectos de aprendizaje o actividades, enlazo con sus sitios web y muestro los trabajos de los alumnos (aunque esto último se centra ahora en Chlengua). Creo que es muy importante exponer estas experiencias desde un discurso reflexivo, incorporando tanto las dificultades como los logros y proponiendo a los lectores (y a mí mismo) algunas mejoras para el caso de que las actividades lleguen a reutilizarse,

¿En qué difiere mi escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?

En el contenido difiere poco: he aprendido de muy buenos maestros y maestras (aquí el femenino es muy, muy pertinente) a hacer visible lo que en el aula quedaría oculto. Cuento lo que pretendemos, lo que hacemos, los resultados y evalúo el proceso. En el estilo, hay quien me dice que soy algo brusco y áspero, que voy tan directo a lo que quiero contar (y que está cristalino en mi mente) que muchas veces ahorro palabras o frases imprescindibles para su comprensibilidad. Intento huir de las entradas demasiado largas pero no siempre lo consigo, pues tardo mucho en escribirlas y, cuando lo hago, ya hay demasiadas cosas que contar.

¿Por qué escribo lo que escribo?

Por dos motivos, principalmente. El primero es compartir lo que hacemos en el aula. He aprendido tanto de lo que hacen otros profesores y profesoras en sus clases gracias a que lo han publicado en sus blogs que mi idea es ayudar a otros a mejorar su propia práctica, proponiendo proyectos y contando cómo han funcionado con mi alumnado. Algunas comunicaciones que recibo y comentarios que me llegan confirman que algo de esto puedo estar consiguiendo.

El segundo motivo ya está esbozado antes. Necesito contrastar con las personas en quienes confío profesionalmente que aquello que estamos haciendo en el aula no está desencaminado y, sobre todo, recibir comentarios y propuestas de mejora. Me gustaría recibir más comentarios a mis entradas de los que recibo, aunque sé que, si apenas se leen ya blogs, no deberíamos ni hablar de escribir comentarios. Por ello, agradezco mucho el empeño de los que los hacen.

¿Cómo es mi proceso de escritura?

Muy lento. Tardo mucho en sentarme a escribir. La razón suele ser que me gusta redactar toda la entrada de una sola sentada, sin demasiadas revisiones, y es muy difícil encontrar dos, tres o cuatro horas seguidas, tranquilas, para hacerlo. Esto provoca que muchas ideas pierdan su actualidad antes de ser escritas y mueran sin nacer. También consigue que las entradas aparezcan en unas fechas muy extrañas (generalmente vacaciones o fines de semana) y tengan menor difusión.

Y como show must go on, ahora me toca nombrar con mi varita mágica a tres personas que deseo que continúen con este meme (principalmente, porque siento curiosidad en ver qué responden a estas preguntas). Es difícil escoger sólo tres blogs, así que me he inclinado por seleccionar dentro de Sevilla y del mundo de la educación, aunque hay bastantes diferencias entre ellos:

  • El blog de Juanma Díaz. He contado ya en otros lugares que fue Juanma Díaz quien me inoculó el gusanillo de las TIC y que fue en un taller impartido por él donde nació mi blog. Este curso he tenido también la suerte de compatir muchas cosas con Juanma, desde los desayunos de los lunes hasta la educación de mi hijo mayor, y hemos tenido que enfrentarnos a muchos molinos o gigantes desde el IES Chaves Nogales. Así que, cuando tengas un ratito (otro), ¡a escribir!
  • Desde mi azotea. A Miguel Rosa lo sigo desde hace tiempo y sé de su trabajo en el CEIP San José Obrero, en la organización del EABE12 en Carmona y en el grupo de Almensilla. Hace dos semanas tuve la suerte de compartir con él una jornada inolvidable en Madrid para asistir a la entrega de los premios Espiral, en el que su blog obtuvo la peonza de oro en la categoría de reflexión educativa, y me gustaría que continuara aquellas conversaciones que tuvimos contestando a las preguntas de este meme.
  • No sólo de yod vive... Lola Pons Rodríguez escribe este blog desde la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla. Os aconsejo fervientemente su lectura: pese a tratarse de un blog de historia de la lengua española es de una rabiosa actualidad, y está escrito con sentido del humor y muy buena prosa. Aunque no la conozco personalmente, espero que se anime a continuar con esta cadena bloguera y nos recomiende a su vez nuevos blogs interesantes que seguro que conoce.
Si el tema sobre el que escribimos es interesante, seguro que lectores no faltan

2 comentarios:

Juanma Díaz dijo...

Gracias por tus palabras y por acordarte de mí, compi. Ya cumplí la misión que me encomendaste :-)
http://juanmadiaz.es/?p=1306

Toni Solano dijo...

Siempre aprendiendo de ti, hasta en la escritura en los blogs. Eres un modelo :)